Dando continuidad a nuestra reseña sobre los Coalescentes y su función en los recubrimientos, recordemos que su función principal es la de ablandar los sólidos de la resina de forma temporal, para permitir que éstas se consoliden en una película uniforme; luego de esta unión, el coalescente se evapora y crea una superficie dura en la pintura.

En general, se encuentran coalescentes de diversas químicas y cada una de ellas tiene asociado un valor para el balance hidrófilo-lipofílico, HLP (proveniente de sus siglas en inglés para Hydrophilic-Lipophilic Balance); se trata de un indicativo de su afinidad con el agua y con los lípidos o grasas. Un coalescente lipofílico no se mezcla con el agua, logrando su enfoque en el ablandamiento de los sólidos del ligante con mayor eficiencia. Ahora bien, aquellos de tipo hidrofílico, actúan en el exterior del polímero, dada su permanencia en el agua, por lo que su efectividad va a estar muy ligada a la velocidad de evaporación (debe darse lentamente).

Los coalescentes de mejor desempeño, por lo general tienen un valor para este balance HLB entre 5 y 7.5. En QPros contamos con una química cuyo valor está alrededor de 6.1; contáctanos para brindarte mayor información y recomendaciones de uso en tu formulación.