Para mantener el agua a raya, es necesario el uso de productos con fuertes propiedades hidrofóbicas, es decir, de repelencia al agua; adicionalmente, cuando vayan a ser aplicados sobre superficies propensas a la contracción y al agrietamiento como consecuencia de constantes movimientos y vibraciones, deben ser altamente flexibles.

Ambas condiciones de hidrofobicidad y flexibilidad, se logran al incluir en la formulación aditivos especiales y polvos poliméricos redispersables que proporcionen estas características al producto final, cuyas aplicaciones recomendadas van desde impermeabilizantes para baldosas y áreas húmedas (duchas, baños, cocinas, piscinas) hasta protección en general de edificios y concreto estructural, donde pueden aportar ventajas tales como excelente adherencia a diferentes sustratos, resistencia al agua y a su presión, mejoramiento de la flexibilidad y de la resistencia a la abrasión, buen relleno de grietas, entre otras.

En QPros contamos con materias primas que son una excelente opción cuando de flexibilidad y repelencia al agua se trata, contáctanos para obtener más información.